viernes, 12 de julio de 2013

El papel de los líderes dentro de los procesos de cambio cultural en seguridad y el “síndrome del balcón”

Hoy en día es común encontrar líderes altamente preocupados por mejorar el desempeño en seguridad industrial de sus organizaciones, más aún cuando este desempeño está ligado a una responsabilidad contractual.  En el 99% de los casos, las estrategias para mejorar los indicadores de desempeño en seguridad,  se dirigen hacia la capacitación y entrenamiento de las personas, para lo cual los líderes envían a su personal a tomar diversos cursos.

Es cierto que la capacitación y el entrenamiento son necesarios y funcionan; sin embargo, son una parte de la solución y no la solución en sí.

En la búsqueda de las causas de los problemas y sus posibles soluciones, se presenta el “síndrome de balcón”, que sucede cuando se pretende ver desde el balcón el problema y la solución, pero sin involucrarse, porque  según algunos directivos, quienes deben tomar las acciones de mejora son los que están abajo, y no ellos mismos; además, ellos piensan que son los únicos que saben cómo solucionarlo y es poco probable que alguien más tenga una buena idea. De este modo el directivo cree que el problema se resolverá interviniendo a su equipo de trabajo; pero por su parte, el operario considera que el problema y la solución están en los directivos y por tanto son ellos quienes deben tomar acciones.  Cada uno analiza y juzga la situación desde la comodidad de su balcón, porque el problema es de los demás, no suyo.



Aunque el síndrome del balcón es común en todos los niveles de la organización, quien menos puede darse el lujo (si es que se puede llamar así) de padecerlo, es el personal directivo (líderes, jefes y supervisores), cuando por razón de su trabajo, al momento de involucrarse en una solución, “están muy ocupados”. Contradictorio ¿verdad?

Como lo dice Carolyn Taylor en su libro La cultura del ejemplo “el comportamiento de los líderes en un equipo, guiará a su vez el comportamiento de ese equipo. Los líderes establecen los límites y los estándares que los otros seguirán”.  Cualquier proceso que no sea guiado por los directivos de la organización, tiende a perder fuerza en el tiempo y será recordado como un programa más.  Cuando usted analice los estándares de seguridad de una organización, observe inmediatamente cómo son los estándares de seguridad de los líderes dentro de la organización, allí encontrará respuestas interesantes.







El síndrome del balcón frena cualquier proceso para encontrar la raíz de los problemas y por lo tanto sus soluciones.  Divide la organización, entre los que trabajan por los cambios versus los simples espectadores, que por lo general, esperan que la capacitación y el entrenamiento en los demás sea la solución a los problemas.

La próxima vez que usted plantee una solución o estrategia en pro del cambio cultural en HSE, evite quedarse en el balcón, no piense que los únicos que necesitan mejorar son los demás.  Involúcrese e involucre a todas las personas de la organización que pueda; es claro que el nivel de responsabilidad de las personas dentro del proceso sí puede ser diferente, pero sin duda todos tienen un papel importante.

Los cambios culturales en seguridad, y en cualquier otro aspecto de la organización, son posibles.  En mi experiencia laboral y como consultor, he tenido la oportunidad de conocer y participar en la implementación de procesos de cambio cultural, enfocados a crear una cultura sólida en seguridad. Los casos de éxito siempre han tenido algo en común; el compromiso de los directivos de la organización, en la necesidad de cambiar la cultura de seguridad y ser los primeros en hacerlo. Una vez esto sucede, el proceso fluye con naturalidad en el resto de la organización.


Recuerde que el ejemplo no es una forma de enseñar, es la única que existe.


Las organizaciones en las que sus líderes han dejado de ser observadores desde su balcón, y han pasado a ser parte activa de los procesos de cambio cultural en seguridad, han alcanzado operaciones seguras, limpias y rentables, con cambios que se mantienen en el tiempo y  superan ampliamente los resultados de cualquier capacitación y entrenamiento.


En Intertek C&T trabajamos de la mano con nuestros clientes en la implementación de procesos de cambio cultural, garantizando que desde la etapa de diagnóstico hasta la etapa de sostenibilidad, la organización conozca sus necesidades y ponga en marcha las estrategias que apuntan directamente a los objetivos que se ha propuesto.

Si desea obtener más información sobre cómo implementar una cultura HSE en su organización no dude en contactarnos.


Yesid Torres Fajardo
Consultor en seguridad industrial